En este nuevo artículo de Catering Malena hablaremos sobre organizar desayunos de empresa, una comida que, según se suele decir, es la más importante del día. ¡Vamos a ello!

Saber cuál es el momento y para qué tipo de ocasión es fundamental un servicio de catering empresarial es difícil de escoger tanto para grandes como para medianas y pequeñas empresas.

Catering para desayunos de trabajo

La creatividad y la escucha activa son valores que necesitan de energía para estar al más alto nivel, los nuevos proyectos han de incentivar a los empleados a estar contentos, las iniciativas suelen surgir en los momentos más tranquilos de una conversación, son muchos los ejemplos que se pueden poner y todos ellos multiplican el efecto positivo con un desayuno empresarial, ya sea entre trabajadores o con otras empresas.

Desayunos especiales para empresas

En ocasiones especiales algunos jefes o personas de administración (que suelen saber la vida de todos), contratan pequeños catering para celebraciones especiales como cumpleaños, contrato de proyectos, embarazos, etc.

Además, en ocasiones hay empresas que los lunes llaman para mandar un pequeño catering con el que los empleados comienzan la semana con más ganas o incluso los viernes para dar alegría a las oficinas.

Cuando hablamos de desayuno de empresa podemos decir que realmente nos podemos referir también al almuerzo de media mañana.

Desayunos para eventos

En el caso de los eventos, tanto si el comienzo es muy temprano como si se alarga hasta la comida suele ser habitual y muy positivo comenzar o hacer una pausa para comer, saciar la sed y comentar con otros invitados el acontecimiento.

Los desayunos y almuerzos para eventos, son además muy importantes para conseguir la mayor atención de todos los asistentes ante la información que se les quiere ofrecer.

desayuno para congreso

Desayunos para congresos

Este es un caso muy parecido al anterior, solo que normalmente hablamos de eventos totalmente profesionales y en el que la mayor importancia suele ser el proceso de networking entre participantes. El desayuno o tentempié es la mejor manera de crear un buen recuerdo, aumentar la calidad del congreso y conseguir además activar a los invitados.

En el caso de catering Malena, además de toda la comida, se incluye todo el menaje, cristalería, mantelería, mobiliario, servicio de camareros y montaje y desmontaje.

Otros momentos para un desayuno empresarial

El brunch o el desayuno de empresa también son típicos en ciertas empresas o momentos festivos como navidad, juntas de accionistas, citas con la prensa, entrada del verano o la marcha de algún trabajador, vuelta de vacaciones de gran parte del equipo, o alguna fecha especial para todos los compañeros.

Hemos de tener en cuenta que es algo que valorarán tanto los empleados de tu propia empresa como personas de otras empresas.

Protocolo para servir un desayuno

Una parte fundamental ante la realización de este tipo de reuniones (sean entre compañeros de trabajo o con otros profesionales) es la planificación y organización de todo lo que conlleva el acontecimiento. La experiencia y la calidad del servicio es clave en este apartado, es por eso que contar con un catering especialista como Malena es una certeza de éxito.

Ideas para un desayuno de empresa o trabajo

Todo depende de si es un desayuno muy temprano o un almuerzo de media mañana. En general los desayunos sueles ofrecerse como desayuno continental, europeo, buffet o el americano, pero esto dependerá del tipo de evento o momento específico.

En la mayoría de las ocasiones el público se sirve solo la comida y la bebida pero es común que se necesite personal de catering (además de en la puesta de los productos y decoración) en la elaboración de, por ejemplo, cafés.

Pequeños vasitos de yogurt con frutas o frutas solas, dulces elaborados, tostadas con embutidos, croissants, tortilla, bollería natural, quesos, tortitas, cafés, zumos, tés…

Son muchos los platos e ideas que pueden ofrecerse para un desayuno o pausa para café.