21 de julio de 2018 fue la fecha elegida por Raquel e Iván para confirmar delante de más de 150 testigos su amor para toda la vida. El mismo que empezó a fraguarse 8 años atrás y que el tiempo ha moldeado con respeto mutuo y cariño…Sólo había que ver sus caras para sentir esa admiración del uno por el otro.

El sitio elegido, no podía ser más apropiado para la ocasión. El Palacio del Marqués de Casa Estrada (en Martimporra, Bimenes). Un conjunto histórico único en un entorno natural privilegiado.

La propiedad cuenta con una capilla a escasos metros, engalanada para la ocasión con un esmerado cuidado como es costumbre por pando floristas. Y  allí mismo se dieron el sí quiero. El novio no pudo evitar mostrar la emoción contenida al ver aparecer a su prometida. Deslumbrante y bellísima con un vestido de marcos luengo que a nadie dejó indiferente. El recogido con ondas de @estilismo.noemi, el tocado elegido de eva vidal tocados y complementos y el maquillaje delicado de lorena carbajal make up, consiguieron que Raquel estuviese radiante en su gran día.

En el momento del aperitivo en el jardín, las nubes pretendieron aguarnos la fiesta….Pobres infelices. No contaban con el esmero y tablas sobre el escenario de Marta y su equipo de vintage bodas, atentos en todo momento a solventar cualquier imprevisto. Por lo que no hubo ningún inconveniente en cambiar de escenario si así lo requería la ocasión. Los invitados disfrutaron de lo lindo de ese momento distendido de encuentros, risas, fotos de grupo y picoteo variado. Todo esto además, acompañado de la agradable melodía en directo de un cuarteto de cuerda y viento (Appassionatto)

Hubo tres puntos de encuentro imprescindibles, que ninguno de los invitados se perdieron… y no nos extraña: la “locura de quesos” de aitor vega quesos, la mesa de ibérico de Héctor Cristobo, artesano del jamón. Y la mesa de pulpo de la mano de @cateringmalena y que atendió con manos expertas nuestro compañero Ricardo.

Hablando de comida, que es lo nuestro…., Catering Malena tuvo el honor de atender no solo los aperitivos del coctail sino además la cena que se sirvió. Encantados de hacer nuestro trabajo y tremendamente agradecidos por la confianza que tanto Raquel como Iván depositaron en nosotros. Sabemos que el ágape que se ofrece en este tipo de ceremonias, está después de todo, entre los primeros recuerdos que a todos nos viene a la cabeza al rememorar este día.

Por eso es tan importante, no sólo acertar con el menú idóneo (a gusto con las preferencias de la mayoría de invitados) sino con la empresa encargada de ello. Esa es nuestra labor, asesoraros con nuestra experiencia y emplearnos a fondo para que ese día, todos los comensales se vayan con “buen sabor de boca”

Chicos, os deseamos que la felicidad os acompañe siempre!

Nuestro deber nos llama, así que nos ponemos ya a preparar nuestra siguiente boda…. Qué ganas ya!

boda

Vídeo realizado por la @lacasajuntoalmar