Los eventos sociales constituyen, para la persona que los organiza, un acontecimiento sumamente importante. En el que por supuesto se quiere que todo salga a la perfección tal y como lo habíamos planeado en nuestra mente. Ya sea organizar un coctel para tus amigos y familia, una fiesta infantil, celebrar un cumpleaños, aniversario o simplemente quieres organizar una comida o cena en casa.

Pueden ser muchas las personas que se “tiren la manta a la cabeza” y carguen con la organización de todo el evento. Y ojo, hay gente suficientemente capaz de ello y con un gusto exquisito por las cosas. Pero, muchos otros se arrepentirán casi antes de empezar debido a la cantidad de trabajo y tiempo que requiere organizar un evento.

Pero, a la hora de hablar de comida, ahí ya son pocos los valientes que se atreven a cocinar y servir a sus invitados. Menos si hablamos de un evento grande…. Aquí es donde surge la necesidad de buscar un catering para eventos, que sea capaz de dar soporte y adaptarte a tus necesidades en cuanto a número de personas, espacio y preferencia gastronómica. Si encima te ayudan con la coordinación del evento y la decoración ¡Has dado con el Catering para eventos perfecto!

El catering es una pieza más dentro de la organización de un evento, pero tan importante como cualquier otro elemento.

A la hora de organizar un evento no basta con tener un venue excepcional o una decoración e iluminación fascinantes si el servicio de restauración no está a la altura. Una de las cuestiones más recordadas y comentadas por los asistentes suele ser si la comida ha cumplido o no con las expectativas.

El servicio de catering contribuye al éxito del evento en gran medida y en Malena, dentro de nuestra división de catering para eventos, nos esforzamos por ofrecer un servicio impecable y personalizado para las celebraciones sociales en los que incluimos una esmerada decoración. Además, nos desplazamos a cualquier localización en la que se realice el evento, pero también ponemos a vuestra disposición cualquiera de nuestros espacios. Así os podéis olvidar de tener que limpiar al día siguiente 😉